En la Escalera…

En la Escalera…


Hoy comienzo una ronda de relatos cortos que iré publicando en mi blog hasta el día de San Valentín. Es un idea descabellada, lo sé, pero me pareció divertido volver un poco a mis inicios…

Espero que os guste.

 

En la Escalera...

Que bajes por la escalera de tu casa con diez centímetros de tacón cuando lo normal es llevar las Converse hasta para ir a la oficina, no es buena idea, y menos si vas con prisas. Eso lo pienso yo y seguramente el vecino del segundo que recogió a mí y a mis restos (porque en eso se convirtió mi cuerpo una vez que me vi en el suelo) .

  • ¿Te encuentras bien? – preguntó mientras me ayudaba  a ponerme en pie sujetándome por la cintura.

Asier, mi vecino, no es el típico guaperas al uso. Ni siquiera es de los que llama la atención cuando te le encuentras de frente, pero tiene un puntazo. ¡Vamos que si lo tiene! Detrás de esas gafas de pasta negras que utiliza, se esconden unos preciosos ojos grises que parece cambiar de color según la luz del día hasta casi ponerse verdes. Medirá como 1,80, tal vez algo menos, y sus anchos hombros destacan todavía más cada que va con esa chamarra de cuero para montar en moto. Y no es que me gusten mucho las motos, pero imaginarme acurrucada a la espalda de este hipster con aires de vikingo descarriado, se antoja. Y mientras yo ando elucubrando sobre la vida y el sexo con mi vecino, él me vuelve a preguntar.

  • ¿Te encuentras bien, Claudia?

¡Pero si se sabe mi nombre! Bueno, yo también me sé el suyo y eso no significa nada.

¡Ayyyy, esas greñas! Dan ganas de tomarle por la nuca y…¡Claudia, vuelve en ti y responde coño!

  • Sí, sí – reacciono como una absoluta lela – casi me dejo los dientes pero estoy bien.

¡Bravo chiquilla! Tú anunciando a viva voz tu torpeza con los tacones.

Intento incorporarme con la mayor soltura y dignidad posible, pero resulta un fracaso, porque los pies me vuelven a fallar y Asier me dona un poco más de su amabilidad al sujetarme  firmemente por la cintura, y acercarme a él lo suficiente, como hacer que se desintegre hasta la ropa interior de los cajones de mi habitación.

Suspiro sonoro…

images

  • ¿Estás segura de que no necesitas ayuda? Creo que esos tacones no te van a dejar ir muy lejos- No sé si me sienta bien o mal lo que me acaba de decir, pero su olor me hace olvidar su impertinencia  y me vuelvo a perder en su abrazo improvisado.

Otro suspiro sonoro…

  • Si vuelves a suspirar así me voy a preocupar por tu salud y tendré que hacerte el boca a boca para averiguar si respiras bien o no. – Esas palabras susurradas al oído me recuerdan que sigo cerca de su cuerpo y tiemblo – ¿Te has quedado fría? Tal vez tenga que arroparte un poco más – y me sujeta más fuerte, esta vez contra su pecho. Para entonces yo ya soy aire, oxígeno, nitrógeno y argón, como la canción de Mecano- calladita..- Y me besó.

Perdí la noción del tiempo, perdí los papeles y de paso mi ropa interior se marchó de vacaciones para no volver. Su lengua arrasó mi boca con descaro, como si ya la conociese de memoria. Pero no, no la conocía, es más nunca pensé que esto me podría suceder a mí. Que mi vecino, me encontrase por la escalera y me  atrapase entre sus brazos hasta fundirme en su cuerpo, pues no. Ni en mis mejores sueños.

De repente me soltó. Miró mi cuerpo de arriba abajo y tiró de mi mano hacia su casa. ¡Y menos mal! Porque con mis súper tacones corría el riesgo de descalabrarme antes de llegar a su piso y podía quedarme sin saber lo que era recorrer ese pecho con mi lengua.

images-1

Estaba salibando, estaba nerviosa por la anticipación y…¡oh, dios mío, mis amigas!

Mmmmm, ¿amigas? ¿quién dijo amigas? En arranque de locura olvidé que algún día tuve amigas y acompañé a mi vecino a su casa que ya cerraba la puerta tras de sí y me miraba como si fuese un pastel a la puerta de una pastelería.

Rico, rico…

Al final, mi plan de esta noche iba cambiar radicalmente ¡y vaya que si iba a hacerlo!…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s